Lo que nos rodea

Todo el mundo sabe que hay fotos que se hacen solas. En ellas quedan registrados habitualmente pies, baldosas, el forro del bolso o el interior de un abrigo negro que bien podría ser cualquier otro lugar a oscuras. Sólo a veces te encuentras con instantes captados sin querer que te hacen darte cuenta de que lo que te rodea, muy de cerca, a modo de satélite incluso, es mucho mejor que todo eso. Unos centímetros por encima del nivel del mar y otros por debajo de tu cabeza hay unos pasos que la cámara no se ha podido resistir a fotografiar sin la intermediación de tu mirada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *